Frenzo's

4 8 15 16 23 42

Es bien sabido que la estructura compositiva transpone un Bautismo, con Venus -como Cristo- en el centro, la ninfa que la recibe en el lugar del Bautista, y Céfiro y Cloris como testigos angélicos. Sin embargo, este esquema es mucho más que un andamiaje formal, pues transmuta sutilmente el significado del bautismo de espiritual en erótico. Encantadora por su combinación de belleza y frescura, la diosa desvía con timidez la mirada, sin ser aún consciente de su poder. Venus personifica y expresa la belleza física y la modestia, y si por el momento reina la inocencia, el amor físico es inmanente, y quizás inminente: el cuadro podría ser una visión del novio en su noche de bodas. Ningún pintor posterior logró tal equilibrio entre erotismo e inocencia hasta Burne-Jones, un artista obsesionado con la obra de Botticelli. #endiarios
  • 13 March 2011